¿Qué es la tasa de interés de un crédito hipotecario?

Cuando hablamos de tasa de interés de un crédito hipotecario, parece que hablamos en otro idioma, es por ello que hoy te explicaremos de qué va. 

Cuando estamos en búsqueda de comprar una casa que involucra un crédito hipotecario, simplemente nos hace sentido preguntar de qué se trata y sin complicaciones. La realidad es que casi nadie nos puede explicar de qué va y con palabras que comprendamos la mayoría, es por ello que hoy te diremos qué es exactamente y qué es lo que necesitas para estar atento a no fracasar en el supuesto de no pagar a tiempo. 

Institutos como Infonavit o Fovissste no son las únicas dependencias que otorgan créditos de vivienda, las instituciones bancarias también lo hacen y para ello lo mejor que podemos hacer es informarnos..    

Los créditos hipotecarios nos ayudan en su mayoría para comprar una casa a corto plazo. La garantía hipotecaria es directamente el bien inmueble. Si el titular se atrasa en las cuotas, la entidad que otorgó el crédito puede quedarse con la propiedad hipotecada. En este caso, el pagar un monto adicional al préstamo otorgado por el banco, a través de un porcentaje, es la salvación y  se llama tasa de interés. 

Los tipos de tasas de interés que existen son la tasa fija, variable o una combinación de ambas. Esta se cubre con la mensualidad del crédito hipotecario. Pero no te asustes si elegiste la tasa que no se adecúa a las necesidades que tienes, ya que podrás cambiarla conforme avance la vida del préstamo. 

En caso de que elijas una tasa variable debes conocer cuál conviene en la compra de tu nuevo hogar.

Tasas de crédito hipotecario y sus ventajas:

  • Tasa de interés fija
  • Tasa de interés variable
  • Tasa de interés mixta

Tasa de interés fija

Es la más común y buscada en los créditos hipotecarios. Establece los puntos al  inicio de la firma de un contrato para comprar una casa y permanece hasta que termine el plazo para liquidar el préstamo.

Hay créditos que por ejemplo son de tasa fija que oscila de un 9.60% a 10.0% durante la vida del crédito en un plazo por ejemplo de 5 años para liquidar la hipoteca.

Ventajas de la tasa de interés fija

  • Se mantiene el mismo porcentaje durante la vida del crédito.
  • Desde la firma del contrato se conoce la cantidad total a pagar por el crédito hipotecario y a ello se le agrega la tasa de interés.
  • En el caso de las mensualidades, son de una cantidad fija y no incrementarán.

Cuando firmamos un contrato donde los porcentajes son de tasa fija, se establece este pago conforme al mercado financiero y si durante la vida del crédito existe la posibilidad que comience a bajar, ya no podrás modificar tu tasa, pero te conviene perfecto si es el caso de que suba y la tasa se queda igual. 

Tasa de interés variable

Esta se modifica durante la vida del crédito hipotecario, basada en la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) En ella, los cambios financieros del mercado, se modifican diariamente como debe ser. Por lo que las mensualidades casi siempre son distintas a la anterior. 

Ventajas de la tasa de interés variable

  • En este estadio conviene si las mensualidades también disminuyen.
  • Se podría liquidar más rápido el crédito. 
  • Su economía es mejor que al elegir una tasa fija.

En el caso de que te sobre algún dinero extra, será importante que lo agregues  al cr

edito, ya que el pago se suele comer perfectamente los intereses de este y se liquida la compra de manera fácil y rápida. 

Tasa de interés mixta

La combinación de los dos tipos de tasas de interés anteriores, te ayuda durante el periodo del plazo en el que estarás pagando una tasa fija y el resto de la vida del crédito una tasa variable. Es decir, si pagas una hipoteca en un plazo de 15 años, la primera etapa del crédito estarás pagando mensualidades con una tasa fija,al concluir la primera etapa pasará a ser variable, por lo que, se reajustará y actualizará, de acuerdo al mercado financiero.

Ventajas de la tasa de interés mixta

  • Ocasionalmente ofrecen una tasa inicial más baja que una tasa fija.
  • Los intereses y cuotas son menores en los primeros años.
  • Se puede negociar con la entidad bancaria qué tasa de interés adquieres después del periodo fijo.

Para evitar problemas a futuro, concerta una cita con un ejecutivo que tenga  paciencia y sea bueno para explicar de qué manera puedes comprar un bien inmueble y qué crédito te conviene más.  

Por: Azenet Folch

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: