Renta de vivienda: Razones por las que pueden pedirte el inmueble

A veces, la renta de una vivienda se ve perjudicada en algún momento por problemas que tanto como el arrendatario el arrendador presentan, conozcamos cuáles son estos. 

Al día de hoy, la renta de vivienda está avalada por la ley hacia ambas partes, tanto como el arrendatario el arrendador, de esta manera los problemas se evitan durante  y al término del contrato que se celebra por dicho acuerdo. Aunque también existen quienes rentan una vivienda aún sin llevar a cabo un contrato previo y aquí es donde te damos algunos consejos para saber cuándo te pueden pedir que regreses la vivienda y cuándo el dueño de esta está estrictamente obligado a no hacerlo.

De inicio debes tener un contrato de arrendamiento, esto quiere decir, siempre, así que evita estas raras situaciones donde un  arrendatario por muy amigo o familiar que sea, te renta una vivienda sin haber firmado un documento legal que ampare a ambas partes. 

En el caso de que te pidan la salida forzada de un inmueble, de deberá sin duda a procesos laxos o informales del contrato residencial.Cuando sucede esto, los usuarios y propietarios, así como los comités vecinales, incurren en sobrecostos y fuentes de incertidumbre habitacional. De esta manera el impacto negativo en la habitabilidad y seguridad jurídica de las viviendas, no sólo perjudica al arrendatario, sino también al conjunto de personas que se involucran alrededor de este inmueble. De tal manera que si existe algún conflicto entre las dos partes, solo el contrato puede solventarlas.

En el caso del inquilino, este debe tener cuidado en un punto de suma importancia, ya que en su mayoría, los problemas vienen cuando se subarrenda, es decir se renta gente que no es el dueño del inmueble. Al respecto de lo anterior, el contrato, junto con la ley, es el que establece las relaciones, así como los términos y las condiciones entre el casero y su inquilino, es por ello que insistimos en poseer un contrato para evitar conflictos futuros. 

En este tipo de casos, lo mejor que se puede hacer es acudir con un especialista en temas legales e inmobiliarios antes de arrendar cualquier propiedad, para con ello estar completamente seguro que existe legalidad y no tengas que llevar a cabo un juicio que son largos y engorrosos . 

En qué casos pueden pedirte que desocupes el inmueble

Si el dueño del inmueble te solicita desalojes la vivienda, existen dos razones principales para que esto esté permitido; la primera es que el contrato haya llegado a su fin y no desee renovarlo; la segunda causa, es que haya un incumplimiento del contrato.

Cuando se celebra un contrato de arrendamiento en la Ciudad de México, ley se hace cargo de amparar a los participantes y por lo general este se celebra por un año, pero una vez vencido el plazo es común que te pidan que desocupes. 

Si nos apegamos al segundo caso que te mencionamos anteriormente, aunque la principal causa de incumplimiento de contrato es la falta de pago, existen con ello otro tipo de conflictos, como problemas con inquilinos que tienen animales que molestan a los vecinos. También por ejemplo sin no se cumplen con las normas básicas de convivencia, como por ejemplo podría ser que tiren basura donde no deben, causen daños y hasta por causa de los niños que no respetan las áreas de los vecinos en el caso de que las personas que vivan en dicho inmueble arrendado sean padres o tengan a su cargo menores de edad.

¿Qué pasa si existe un contrato vigente?

En este caso, el dueño del inmueble arrendado puede exigir la desocupación del inmueble al inquilino sólo a través de un juicio. En él deberá presentar las pruebas y elementos aportados. En este, el Juez determinará a quién le asiste la razón y en este caso deberá ser devuelto el inmueble o el contrato de arrendamiento. Aunque en este 

último, si eres arrendatario, deberás tener presente que de ninguna manera el arrendador deberá intentar lanzar a su inquilino por sus propios medios ya que de lo contrario si no cuenta con una  sentencia a su favor e incurre en prácticas desleales como cambiar las chapas o cerraduras de las puertas del inmueble, impedir al inquilino el ingreso al mismo, constituye un delito denominado despojo y entonces se encontrará en serios problemas. 

En conclusión, por desgracia, la mayoría de las personas no están al tanto de las obligaciones que tienen al alquilar un inmueble y sólo conocen las leyes de pasada o bien usan información que no es viable para aplicar justicia que termina por empeorar las cosas con los inquilinos, es por ello que antes de arrendar una vivienda, comprendas que las obligaciones son más que los beneficios y antes de hacerlo deberás documentarte con ayuda de un  profesional para evitar conflictos e incluso hasta que pierdas tu inmueble a causa de ignorancia. 

Por: Azenet Folch

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: