Ejemplos de Publicidad Programática

Los ejemplos de la Publicidad Programática o también llamada remarketing, se encuentran en muchos sitios y ahora te mencionamos algunos. 

Hay muchos ejemplos de  Publicidad Programática o remarketing en todos lados, pero hay que saber buscar para encontrar los mejores explicados, así que nos dimos a la tarea de mostrarte algunos ejemplos que nos han parecido prácticos. 

De inicio debes saber que los banners que son un perfecto ejemplo de la  Publicidad Programática aparecerán en los laterales o en la cabecera de cualquier sitio web. Las campañas de publicidad programática, nos muestran la publicidad en la cual está centrado nuestro interés hacia un determinado producto. Esto es porque el rastro de la data que dejamos a lo largo de nuestra navegación en internet, durante cierto tiempo, está relacionados con nuestra búsqueda, para incentivarnos de esta manera a comprar. Así que no es casualidad que los anuncios coincidan con nuestras búsquedas anteriores. 

Lo anterior ocurre porque la empresa pagó para que su anuncio aparezca en las primeras posiciones de esas búsquedas y claro está que aparece únicamente para a las personas interesadas en ese tema.

Televisión programática 

Así es, es posible. Esta es adaptada a los gustos e intereses de cada usuario para el consumo de acuerdo a sus gustos cuando se cuenta con un Smart Tv. Y también por ello, los anuncios se muestran en función de los gustos y necesidades de los televidentes. 

La velocidad y agilidad que brinda la Publicidad Programática sumerge a los expertos en marketing en un trabajo arduo pero acertado para captar clientes en el momento preciso con la ayuda de la segmentación en tiempo real.

Al centrarse en comprar audiencias, la Publicidad Programática evita los espacios en medios, los cuales requieren una inversión superior.

Ventajas

Definitivamente la mayor ventaja de usar la Publicidad Programática, es poder analizar el comportamiento de la audiencia. El secreto aquí, es maximizar la efectividad de las campañas, categorizándolo por segmentos que encuentren el “target perfecto”.

Gracias a los gustos, deseos y necesidades, de los posibles compradores, los anunciantes encontraron la manera de mostrar un anuncio a un público más acotado, sí, pero con el potencial más alto para realizar una compra y este es el objetivo que toda marca persigue.

Por: Azenet Folch

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: