Las funciones de un agente inmobiliario deben ser un cúmulo de experiencias que al identificarlas,  llevaran a tu agencia al éxito.

Un agente inmobiliario debe tener en cuenta lograr completar distintas habilidades que lo llevarán a ocupar un lugar privilegiado en el mercado de bienes raíces. Al priorizar las tareas del día, un buen agente inmobiliario sabe de antemano qué es de relevancia en su agenda y atender a cualquier incidencia en todo momento, ya que esta es una posición (profesión) que requiere tiempo disponible 24/7.

¿Qué funciones ejecuta un agente inmobiliario?

Funciones de gestor

El papeleo es esencial en esta profesión y aunque vivamos en un mundo digitalizado, es un hecho que en algunas instituciones de gobierno en nuestro país, se gestionan las ventas de este rubro de manera híbrida. Presentar ofertas, preparar contratos, detallar las características de las nuevas propiedades y gestionar los anuncios en portales inmobiliarios son algunas de las muchas tareas y funciones que lleva a cabo un agente inmobiliario, por lo que es importante saber ejecutarlas a la perfección, con varios clientes y al mismo tiempo.

Para este papeleo no se necesitan conocimientos específicos, pero sí saber de qué va cada cosa para no cometer errores y este papeleo representa conocer factores como:

  • Los impuestos relacionados con la vivienda y adeudos
  • Redactar contratos de compraventa y alquiler, sin olvidar conocer las distintas lagunas legales (ambigüedades en lenguaje escrito que generen problemas de comprensión o den pie a abusos legales por ambas partes)  en las que se pueda caer 
  • Tener conocimiento sobre los derechos y obligaciones de comunidades de propietarios
  • Conocer la ley de arrendamientos urbanos, qué es legal y qué no, para evitar problemas futuros

Habilidades de venta 

Claro que internet facilitó gestionar citas y conversaciones con los clientes a ello se agregaron sitios webs para inmobiliarias y el software inmobiliario, con el que se apalancan hoy día las empresas que se dedican al rubro de los bienes raíces, con ello se facilitó también el beneficio de dedicar más tiempo a su vida personal o bien para afinar sus habilidades de venta que consisten en: 

  • Capacidad de escuchar a los posibles clientes
  • Dotes de comunicación, ya que una de las habilidades más indispensables es tener el don del convencimiento, con el que te apalancas para convencer al posible cliente
  • Seguridad de conocer a la perfección tu servicio o producto
  • Honradez en la gestión de tus ventas, recuerda que comprar un bien inmueble en su mayoría se trata de el mayor gasto que una persona puede llevar a cabo
  • Paciencia para ser un buen vendedor, no es fácil lidiar con clientes difíciles
  • Creatividad en cómo llevas a cabo de inicio a fin una venta, dará paso incluso hasta a ofrecer un servicio postventa 
  • Motivación y actitud positiva que ayuden al cliente a conocer qué es lo más conveniente a elegir para ambas partes 

Por: Azenet Folch 

Deja un comentario