¿Qué es y cómo funciona el remate bancario?

Es obvio que alguna vez habrás escuchado del remate bancario o supiste que esa situación la enfrentó alguna amistad o algún familiar. Se trata, en principio, de que el original propietario ya no pudo pagar la hipoteca del inmueble al banco, por lo que éste decidió acudir a las instancias legales a fin de recuperar el depa o la casa y rematarla.

Tal como indica la palabra, es un “remate”, porque el precio del inmueble es del 50 por ciento respecto del precio original.

“El que no arriesga, no gana”. Y… sí, hay razón en ello, es decir, ¡Cómo voy a ganar la lotería si ni tan siquiera compro un boleto o un cachito! Es una cosa semejante cuando pensamos seriamente en adquirir un bien inmueble (un depa o una casa).

Pero es que adquirir el compromiso de comprar una casa no es cualquier cosa. Claro que una casa o un depa siempre ha sido un anhelo, un sueño o una meta para las personas, principalmente para los recién casados. ¡Ah! porque los casados, casa quieren.

Sí, efectivamente, hay que pensarlo y volverlo a pensar, aunque la decisión no debe tardar mucho. No vaya a suceder que cuando te decidas o se decidan (si son pareja), el depa ya se haya vendido y entonces la historia reiniciará prácticamente desde cero.

Si el problema es el precio del inmueble, debes tener en cuenta que aparte de las opciones de un crédito de la banca comercial o de instituciones públicas como el Infonavit o Fovissste, está la oportunidad del remate hipotecario o bancario.

Es obvio que alguna vez habrás escuchado del remate bancario o supiste que esa situación la enfrentó alguna amistad o algún familiar. Se trata, en principio, de que el original propietario ya no pudo pagar la hipoteca del inmueble al banco, por lo que éste decidió acudir a las instancias legales a fin de recuperar el depa o la casa y rematarla.

La institución bancaria lo que busca es recuperar lo más que pueda de aquel crédito que le otorgó a la persona a la que, finalmente, le embargó el bien inmueble por no cumplir con los pagos de la hipoteca. Así, una vez cumplido el requisito judicial y que se le otorgó la razón, el banco procede al remate.

Y tal como indica la palabra, es un “remate”, porque el precio del inmueble es del 50 por ciento respecto del precio original, si no es que hasta un poco más.

Sin embargo, no hay que creer que ahí se encontrará la fortuna de poseer el depa soñado o la casa anhelada. No es tan simple. Sí es verdad que el precio es de oportunidad, pero habrá que pagarlo en una sola exhibición, o sea, al contado (ya sea que tengas el dinero constante y sonante o que hayas logrado un crédito para tal fin; este crédito no debe rebasar los 15 años y los intereses son más bajos).

Pero antes de concretar la compra del inmueble, deberás tener en cuenta algunos puntos importantes para que no te veas sorprendido (y, claro, una vez que hayas aprobado la zona donde está el depa):

  1. Que el inmueble esté desocupado (hay casos que logras adquirir la vivienda, pero aún viven los anteriores dueños).
  2. Que la propiedad no tenga que realizarle demasiadas reparaciones (o de lo contrario tendrás que desembolsar mucho).
  3.  Que no tenga deudas (agua, luz, predial, pago de mantenimiento, a menos que quieras absorberlos).
  4. No está por demás que tras firmar papeles del pago del inmueble, éste se encuentre inscrito y a tu nombre en el Registro Público de la Propiedad.

Date por enterado que… En los últimos cuatro meses del primer semestre de 2020 se registraron contracciones en el financiamiento hipotecario, según reporte de BBVA. La institución bancaria estima que la recuperación en el financiamiento hipotecario podrá verse a finales del 2022 y se consolide en el 2023.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: