Las claves para una casa inteligente con ayuda de domótica

La domótica es la manera más cómoda de conseguir una casa inteligente. Sus ventajas incorporadas a tu vida cotidiana, harán de tu hogar un sitio eficiente.

Desde ahorrar energía, hasta recursos, la domótica además de convertir tu hogar en una casa inteligente, te hace la boda más fácil. 

Los nuevos sistemas domóticos son algo demasiado complejo y hasta ahora, sus precios son altos, aunque sólo en determinados mecanismos ya que es mentira que se requiere una gran inversión para hacer tu hogar inteligente.

Quizá te interese:
Controla la seguridad de tu casa en remoto gracias a la domótica

¿Cómo hacer la casa inteligente?

De inicio debes pensar en que tu inversión se convertirá en un espacio cómodo, que se adelante a nuestras necesidades. Así mismo puedes optar por sentirlo un lugar agradable, en el que la temperatura del ambiente se regularía solo, las luces se encenderán al caer el sol, las puertas se cerrarán para mantenernos seguros, entre otras cosas.

Controlar la iluminación

Es una realidad, la luz se puede regular mediante la domótica. Si las conectas a un sistema centralizado, incorporando dispositivos con tecnología wifi, podrás manejarlas de una manera muy cómoda.

Al instalar sensores de presencia que enciendan las luces al detectar el movimiento o la presencia de alguien, estarás ahorrando energía y por ende, dine. Para ello existen  aplicaciones que se manejan desde el móvil.

Toldos y  persianas

Este es otro de los apartados en los que la domótica puede ayudarte para conseguir una casa inteligente. Al motorizar persianas y toldos, podrás tener la facilidad de programarlos para lograr que se adapten a tus rutinas. Incluso puedes programar los estores para que se plieguen o desplieguen cuando tú quieras.

Ni calor ni frío

Para que una casa sea realmente cómoda y confortable para aquellos que viven en ella, la temperatura ha de estar bajo control. Debe ser la adecuada para no pasar calor ni frío, ni en verano ni en invierno.

El consumo energético está relacionado con esta acción de forma considerable, por ello es importante que quienes viven en sitios donde se usa calefacción no ha de ponerse a más de 20 o 21º en invierno y el aire acondicionado no ha de bajar de 26º en verano.

Este último punto es regulado con termostatos digitales y cronotermostatos que ayuden a mantener la temperatura ideal en casa que estando a unos 150 cm de altura y lejos de fuentes de calor y corrientes de aire, funcionarán de forma correcta.

Quizá te interese:
Echo Studio, el altavoz premium de Amazon (reseña)

Electrodomésticos

El consumo de los electrodomésticos es otro punto clave para evitar que la factura de la electricidad se dispare. Aparatos eficientes, son de ayuda y estos deben estar en la categoría A+ o superior. Controlarlos sin la necesidad de estar en casa, es una tarea de la domótica, la cual ayuda de forma ventajosa, entre otras cosas.

Ahora ya puedes darte cuenta que no es necesario que inviertas cientos de miles para mantener tu casa inteligente al punto. 

Por: Azenet Folch

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: